Cinco beneficios de los espacios de coworking

Motivación y mayor productividad son algunos de los atributos de las oficinas compartidas que hoy son tendencia entre los emprendedores

La manera de trabajar ha cambiado radicalmente en los últimos años a nivel mundial. Ahora existen espacios de trabajo compartidos, conocidos como coworking, en los que usuarios emprendedores, quienes suelen pertenecer a diferentes rubros y empresas, aportan valor mutuamente a sus labores.

Así, quienes emplean a menudo los espacios de coworking, u oficinas compartidas, suelen ser profesionales autónomos, como programadores, consultores, gestores de comunidades online, entre otros, que para trabajar solo requieren un ordenador o laptop, un teléfono y conexión a internet.

Paul Taboada, docente de la carrera de Arquitectura de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), destaca cinco beneficios de los espacios de coworking: motivación, retroalimentación, productividad, diálogo y actualización.

Además, recuerda que una característica esencial de los espacios de coworking es que, más allá de lugares compartidos o abiertos de trabajo, estos cuentan con la participación de una persona que conecta a los usuarios entre sí y crea oportunidades de negocio o colaboración entre ellos.

  1. Motivación. Los espacios de coworking son ideales para la convivencia entre los miembros del grupo y la disponibilidad de los espacios contribuye a ello. Para los emprendedores, tener un lugar propio es importante, por lo que los espacios de coworking motivan. Incluso, las salas de reuniones permiten recibir a clientes y hacer presentaciones.
  2. Retroalimentación. Estos lugares brindan la oportunidad de diálogo efectivo entre los usuarios de una o más empresas o categorías al no contar con barreras entre uno y otro sitio, además de mantener espacios de encuentro, como un kitchenet o sala de juegos.
  3. Productividad. Los espacios de coworking facilitan un trabajo más efectivo al contar con salas de reuniones y no tener interferencias. También se pueden intercambiar ideas, opiniones, aportes con profesionales de otros rubros del área compartida, lo cual podría a ayudar a generar mejores ideas al trabajo y productividad.
  4. Diálogo. Los gestores de los espacios de coworking constantemente ayudan a los usuarios a crear relaciones entre ellos, a establecer el diálogo en conjunto. “Se pueden compartir ideas y enriquecerlas fomentando el crecimiento del equipo”, destaca el docente de la UTP.
  5. Actualización. Los espacios de coworking ayudan a que la información del grupo de trabajo se mantenga actualizada, al conversar directamente sin demoras. También se puede aprovechar estos espacios para conversar con otros emprendedores que puedan contribuir con opiniones sobre los negocios que se vienen trabajando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.