Construcción de nuevo local de I.E. Antonio Raimondi está en manos de la MPT

Para la licencia de construcción piden que ministro firme documento que no le compete

  • Gobierno Regional levantó 85 observaciones. La mayoría no tenían sustento y no se solicitan en ninguna ciudad del país.

Después de escuchar a los padres de familia, alumnos y docentes de la Escuela Antonio Raimondi, que ayer salieron a las calles para reclamar el pronto inicio de la construcción de su local, el gobernador regional Luis Valdez Farías los acompañó hasta la Municipalidad Provincial de Trujillo, poniendo en claro lo que estaba ocurriendo.

La autoridad compartió la molestia de la comunidad educativa indicando que los entendía y que se solidarizaba con ellos. “Es un reclamo natural, por el tiempo que ha pasado, lamentablemente a veces hay autoridades y funcionarios insensibles a  esto”, dijo.

Agregó que hoy la solución al entrampamiento depende de la Municipalidad de Trujillo, que está exigiendo unos planos de ubicación visados por el ministro de Educación para otorgar la licencia de construcción, lo cual es un imposible ya que esa no es su función.

“La traba,  es absurda, arbitraria. Eso es inaudito, solo pasa en la municipalidad de Trujillo y en ninguna parte del parte del país. Por eso no podemos postergar  la ilusión de mil niños que añoran tener un local educativo moderno, seguro y equipado”, expresó.

Lamentó que en Desarrollo Urbano de la MPT no tengan los funcionarios y técnicos competentes para sacar adelante un expediente que ya tiene mucho tiempo en trámite y está en sus manos resolver. No es posible que haya un funcionario sin criterio y sin aptitud para resolver este tema, recalcó.

Agregó que lo que viene ocurriendo es algo insólito y no pasa en ninguna parte del Perú. Es como si un gobierno  regional o municipal estuviera  renunciando a las competencias que les fueron delegadas a través de la descentralización. En las regiones la  máxima autoridad educativa es el gerente regional de Educación y es quien tiene que firmar los planos que la MPT está solicitando lleven la firma del ministro, agregó.

“No puede ser que por un reclamo como este un millar de niños esté sufriendo las consecuencias de lo que pretenden sea una formalidad legal que no existe. Hay nueve millones y medio de soles separados para la obra que por la firma de un plano no se puede iniciar”, precisó.

Explicó seguidamente que el gobierno regional intentó complacer tal requerimiento de la MPT y que el gerente de Educación estuvo en el Ministerio de Educación y en Pronis, donde le respondieron que eso era un absurdo y que ese requerimiento no puede trabar el proyecto, presentando un documento al respecto.

“El ministro se negó a visar estos planos porque eso no es su competencia”, remarcó. Sin embargo la MPT no admite la firma del gerente regional de Educación e insiste en que los documentos sean suscritos por el ministro.

Nos hemos reunido  con el teniente alcalde Fernando Rojas, regidores y funcionarios de Desarrollo Urbano y se han comprometido a hacer un nuevo análisis legal para  elevar  el expediente a la comisión especial que ve estos temas para este viernes, para que se continúe con el trámite y derive en la licencia de construcción, que es lo que falta, complementó.

Tal comisión la integran representantes de los colegios de Arquitectos e Ingenieros y la preside la MPT.

Valdez exhortó a que este proceso sea sacado adelante lo más pronto posible, atendiendo  y entendiendo que de por medio hay niños que necesitan estudiar en un local con equipamiento adecuado.

Por su parte, Carlos Torres, subgerente de Proyectos del Gobierno Regional, señaló que el Gobierno Regional cumplió con levantar 85 observaciones al expediente, aunque la mayoría no se solicitan en la mayor parte de ciudades del país y poco más de 45 se hicieron utilizando una norma vigente para instituciones educativas de jornada completa, lo que no es el caso de la I.E. Antonio Raimondi. “Las observaciones planteadas no se condicen con el tema normativo vigente”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.