Destacan el rol de los denunciantes para el éxito de la lucha contra la corrupción

Conferencia Magistral en la CAII 2018

  • Stephen M. Kohn (EEUU): “Sin los denunciantes, la mayoría de casos de corrupción no se van a detectar”

Los denunciantes son la parte más importante para el éxito de un programa de lucha contra la corrupción. Sin un denunciante que venga “de adentro”, la mayoría de casos de corrupción no se van a detectar, manifestó Stephen M. Kohn, fundador y director ejecutivo del Centro Nacional de Denuncias de los Estados Unidos de América (EEUU), en temas de fraude en contratos públicos, responsabilidad gubernamental y corporativa, entre otros.

Fue durante la Conferencia Magistral “Tendencias en prevención de la corrupción: El valor de una denuncia”, que ofreció en la Conferencia Anual Internacional por la Integridad – CAII 2018, organizada por la Contraloría General de la República, que se desarrolló el 6 y 7 de diciembre.

Kohen manifestó que la importancia de contar con la participación de denunciantes en la lucha contra la corrupción, se comprueba con la efectividad que tiene en los Estados Unidos de América, donde en el año 2017, el 92% por ciento de casos de corrupción o fraude descubiertos vinieron de parte de las denuncias recibidas.

“Sin los denunciantes, ese 92% de criminales seguiría actuando sin que nadie se dé cuenta. La corrupción tiene éxito si nadie conoce qué ocurre, y va a permanecer como algo rentable que llega a convertirse en algo que se tiene que hacer para competir”, anotó.

Anotó que el pagar una recompensa, se da a la ciudadanía o los denunciantes un mensaje para superar las barreras del miedo, la duda o el temor. En el año 2017, el gobierno de EEUU pagó a denunciantes 392 millones de dólares, y a nivel de todos los programas de denunciantes en ese país, se pagó más de 500 millones de dólares.

Ley de alcance transnacional

El éxito de la Ley de Denunciantes en los EEUU ha dado lugar a otras leyes similares que tienen áreas específicas de la corrupción, como cuentas bancarias, lavado de dinero, fraude en seguridad, que en el año 2010 tuvo como resultado la Ley de Prácticas Corruptas Internacionales, que es la primera ley transnacional a la que puede acogerse cualquier ciudadano del mundo, siempre y cuando en su denuncia exista alguna conexión con los EEUU. Bajo esta norma, entre los años 2011 y 2017 se presentaron 2,655 denunciantes, de 113 países, y que ha pagado millonarias recompensas. “Los programas de denunciantes son una fuerza multiplicadora efectiva, que genera información de alta calidad y mapas enteros de esquemas de corrupción”, puntualizó.

Anotó que para obtener la recompensa, el denunciante tiene que dar información original, no conocida por el gobierno, que pueda generar una acción de cumplimiento de la ley, y que motive una denuncia de alta calidad.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com