Fiscales por cumplir su labor en casa de extinto Presidente García Órgano de Control los investiga

Por: Amaro Rodríguez S.

La ola de sentimentalismo generada por el suicidio del extinto Presidente Alan García Pérez, embarga en primera instancia a familiares y en segundo término a militantes del partido aprista, es justificable y merece todo el respeto, pero una mediática opinión pública azuzada por interesados en lograr paralizar las investigaciones a los presuntos corruptos en el caso Lava Jato, autores de robo al Estado peruano, no debe quedar impunes..

Al parecer esa onda sentimental generada por la partida del ex Presidente  García Pérez, al parecer caló profundamente en el criterio del Órgano Desconcentrado de Control del Ministerio Público, que decidió abrir investigación  a los Fiscales José Domingo Pérez y a Henry Amenábar Almonte por presuntas infracciones administrativas durante el allanamiento de la casa del ex Presidente..

Los fiscales afectados por infundadas dudas del órgano Desconcentrado de Control del Ministerio Público a cargo del Fiscal superior Rosario Velásquez Sánchez, en un comunicado público rechazan las acciones tomadas por el Órgano de Control, asegurando que se  respetó estrictamente el debido proceso y los derechos fundamentales que le asistieron al  extinto Presidente durante el allanamiento de su casa.

Los Fiscales golpeados en su honorabilidad  dicen en su comunicado, que el Órgano de Control al tomar esa decisión en base a recortes periodísticos, con esas acciones de abrirles investigación, vulnera la autonomía fiscal y la independencia en el ejercicio de la función jurisdiccional,  por su trabajo transparente  en la investigación preparatoria preliminar.

A río revuelto en forma orquestada señalan a jueces y fiscales estar empeñados en una persecución y toda clase de personas hacen el coro para truncar los procesos de investigación a los “peces gordos,” comprometidos en grandes mafias, originan do una desigual lucha frontal contra la corrupción,

Precisamente en defensa de los intereses del  Perú, y para limpiar la cara en la administración de la justicia en el Perú, honestos  jueces y fiscales con mucho riesgo para sus vidas, prosigues sus investigaciones  para ubicar meridianamente a los autores directos y testaferros en escandalosos robos del dinero público.

Para esos valientes jueces y fiscales que persiguen la pista de los “peces gordos”, casi antes  nunca lo conocida,  la ciudadanía peruana sin color político, los apoya y espera que los grandes ladrones de cuello y corbata, sean procesados y se les confisque sus propiedades y los trasladen a penales  ordinarios, no a cárceles doradas porque la ley es igual para todos.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com