Hay un control en la enfermedad pero es necesario no bajar la guardia ante el síndrome

  • Araujo Sánchez reveló que 11 de los 21 pacientes ya han sido dados de alto, pero es necesario que la población mantenga las medidas de higiene, que promueve el sector Salud.

Pese a registrarse una considerable curva descendente de casos del síndrome neurológico agudo compatible con el síndrome de Guillain-Barré en La Libertad, la Gerencia Regional de Salud intensifica sus acciones preventivas a fin de evitar un nuevo brote de la enfermedad en la región.

En efecto, el gerente regional de Salud La Libertad, doctor Eduardo Araujo Sánchez saludó la buena labor realizada por el personal de Salud, así como de los especialistas del Ministerio de Salud y de la Organización Panamericana de la Salud, que nos está brindando su apoyo.

En ese sentido, indicó que de los 21 casos registrados en los hospitales Belén y Regional de Trujillo, así como en el Hospital Lazarte Echegaray, el de Alta Complejidad y en Clínica

 Sana, 11 de ellos ya han sido dados de alta.

Se espera que en los próximos días se puedan dar de alta a otros pacientes, pero la enfermedad si bien es cierto se mantiene bajo control, es necesario que la población y el personal de Salud no bajen la guardia, muy por el contrario mantener sus medidas preventivas a fin de no permitir más enfermedades en nuestra población.

Las brigadas de Salud continúan con su labor de promover las medidas preventivas en torno a este mal, que si bien es cierto en La Libertad se continúa llevando a cabo un buen trabajo y eso es precisamente gracias a la detección temprana, lo cual es de suma importancia para poder contrarrestar la enfermedad.

Indicó que la mejor manera de mantenerse sano en con una actitud de higiene y exhortó a la población a mantener sus medidas de higiene como el de lavarse las manos con agua y jabón.

“Eso es algo simple y fácil de hacer. Y lo que es más importante, es una de las formas más eficaces de prevenir la propagación de microbios. Las manos limpias pueden evitar que los microbios se propaguen entre las personas y evitemos toda clase de enfermedades”, agregó.

El lavado de manos debe ser un hábito en cada instante de la vida de los pobladores, sobre todo antes y después de ingerir alimentos o al utilizar los servicios higiénicos. El lavarse las manos origina que los microbios no se propaguen con facilidad a usted o a otros.

Los trabajadores de Salud así como los agentes comunitarios vienen realizando una serie de campañas de lavado de manos en diferentes mercados y lugares públicos de La Libertad a fin de sensibilizar a la población a asumir las acciones de prevención.