Interculturalidad y equidad de género en las instituciones educativas de Trujillo.

Por: Percy J. Paredes Villarreal

El sistema educativo se ha convertido en un espacio muy importante en la formación, conocimiento y aprendizaje de las personas; motivo por el cual, a través del tiempo se han venido implementando y experimentando una serie de teorías, metodologías, enfoques y modelos para mejorar la formación de los ciudadanos.

Muchos de los modelos pedagógicos y educativos han sido importados de otros países y de organismos internacionales, siendo aplicados en forma unilateral cuyos resultados han sido controversiales. Ya que, en todo momento han buscado dar un enfoque y resultados homogéneos en el aprendizaje, conocimiento, metodología, etc.

Del mismo modo, los espacios educativos han llevado diversos nombres, como: Escuelas, Comunidades Educativas, Colegios, Centros Educativos, Instituciones Educativas, donde se ha venido abriendo para todas las familias de diferentes condiciones económicas; totalmente diferente a lo que hubo hace más de 50 años en que la educación era un privilegio para las familias ubicadas en las zonas urbanas, costeñas y que contaba con recursos, es decir para la clase adinerada.

Actualmente, vemos y comprobamos la existencia de educación pública y privada, los primeros son mayoritarios y accesibles para los sectores sociales medios y bajos; mientras que en los segundos, son incorporados los hijos de profesionales, comerciantes, empleados, es decir aquellos que cuentan con recursos económicos y están en condiciones de pagar una pensión mensual.

La opción mayoritaria de los padres de familias que optan por la educación privada, se refleja mayoritariamente en las zonas urbanas,  ubicados en sectores, espacios y territorios medios y altos social y económicamente; instalándose infraestructuras acondicionadas en viviendas como otros que tienen mejor infraestructura.

Los docentes que laboran en estas instituciones educativas privadas cumplen su función en forma organizada y planificada, con mucha responsabilidad; a pesar que  la remuneración en las instituciones educativas privadas es menor en comparación al sueldo que perciben en la educación estatal. Mientras que, en el sector público es todo lo contrario, los docentes no asumen una disciplina ni tampoco orden y compromisos con la educación; por lo que, en muchos de los casos le sacan la “vuelta al Estado”.

Debido a la precariedad económica en que se encuentran los docentes, algunos de ellos trabajan tanto en las instituciones públicas como privadas, donde comparten sus actividades laborales en ambos sectores.

Actualmente  encontramos algunas características en la educación pública, particularmente en la ciudad de Trujillo, cuyos componentes son muy importantes e interesantes, como:

  • Actualmente existen instituciones educativas públicas, que antes  estaba conformado por alumnos varones o mujeres; ahora encontramos que son paritarias; generando igualdad de género en el acceso a la educación, tanto a nivel primaria y secundaria. Conjuntamente con la mayoría de Instituciones Educativas Privadas, donde son paritarias.
  • En cada aula de los diferentes grados, encontramos paridad de género en los alumnados, donde alumnos de ambos sexos realizan sus actividades educativas junto al docente (hombre o Mujer), quien se encarga de brindarles la orientación.
  • Con respecto a la plana docente, antes estaba relacionado al tipo de sexo que predominaba en la Institución Educativa; hoy encontramos una relación paritaria de docentes, que con toda normalidad realizan sus actividades educativas.
  • La composición sociocultural de los que acuden refleja la diversidad cultural existente en la ciudad trujillana, donde los hijos de migrantes tanto del ande liberteño, como de las diversas regiones del país, además de los hijos de inmigrantes internacionales como son los venezolanos también se han incorporado a la educación pública que brinda nuestro país. Por lo tanto, se puede presumir que deben implementarse algunas características educativas de carácter interculturales.
  • Otro elemento importante es la incorporación de niños cuyos padres peruanos emigraron en décadas anteriores al extranjero, como: Argentina, Chile, Venezuela, donde estos vástagos nacieron; pero por motivos de crisis económicas en estos países han tenido que retornar, también se han incorporado a la educación pública.
  • Del mismo modo, no podemos dejar de mencionar el interés de los docentes de seguir especializándose realizando diplomados, maestrías, mejorando su formación y profesionalización. De esa manera, pueden brindar una buena educación de calidad.
  • La democratización de la educación, está permitiendo que los padres de familias aparte de formar parte de la Asociación de Padres de Familia (APAFA), que viene a ser un ente de apoyo a la dirección y al mejoramiento de la infraestructura y la calidad educativa, ahora también son incorporados a diversos espacios (comisiones) existentes dentro de la comunidad educativa.

Es importante entender que cada familia proveniente de un determinado territorio tanto nacional como internacional; trae patrones culturales, costumbres, tradiciones, generando procesos endocultural, implicando conflictos y adecuaciones o adaptaciones a la cultura predominante donde uno vive o radica actualmente.

Estos cambios socioculturales tanto en el territorio como en las instituciones educativas públicas y privadas trujillanas, están permitiendo tener un enfoque antropológico de la educación en estos tiempos; donde debe permitir tener claro la importancia de las teorías relacionado a la interculturalidad y el enfoque de género con la finalidad de comenzar a construir una sociedad basado en el respeto a los otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com