Piloto de “No Arrugues” realizan en Trujillo contra deserción escolar

Como parte de la estrategia “Barrio Seguro”

La Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) y la Dirección General de Seguridad Ciudadana del Viceministerio de Seguridad Pública del Mininter están articulando esfuerzos para ejecutar el plan “No Arrugues”, que busca prevenir la deserción escolar y se aplica como piloto en Trujillo y Lima.

Para coordinar acciones de este plan, que es parte de la estrategia “Barrio Seguro”, se reunieron ayer el alcalde Daniel Marcelo Jacinto, César Gentille Vargas, director de la Dirección General de Seguridad Ciudadana del Viceministerio de Seguridad Pública del Ministerio del Interior, y funcionarios involucrados en su desarrollo.

En Trujillo, “No Arrugues” se aplica en las I.E. María Negrón y Abelardo Gamarra, de urb. El Bosque, donde se identificaron 108 casos de estudiantes en riesgo, de primero a quinto año, en los que se intervendrá con equipos multidisciplinarios para formular el plan, que debe estar listo el 9 de diciembre.

Después de identificarse estos 108 casos se han hecho las alertas. La Defensoría Municipal del Niño y Adolescente de la MPT va a intervenir con equipos para hacer las visitas del caso y hacer un plan de trabajo con los chicos que no están asistiendo de manera consecutiva, dijo la subgerente de Derechos Humanos de la comuna provincial, Verónica León Contreras.

Haremos vistas domiciliarias, entrevistaremos a los padres y menores para conocer las razones porqué los adolescentes no asisten regularmente y se evaluarán para adoptar medidas de prevención y elaborar el plan, añadió.

Indicó que están buscando aliados estratégicos en educación y salud para que los menores no pierdan el año lectivo, orientándolos y sensibilizándolos para prevenir la violencia y criminalidad, lo que va en aumento en el país y podría ser un riesgo para ellos de abandonar definitivamente las aulas.

Gentille Vargas señaló al término de la reunión que se viene haciendo una comunión de esfuerzos con el alcalde Daniel Marcelo. “Esperamos que con los resultados que se obtengan aquí y en dos colegios de Lima se pueda tener un registro de evidencias que permitan dimensionar este proyecto”, precisó.

“No Arrugues” busca determinar motivos o causales para que los estudiantes no vayan a clases. Para ello se levanta una ficha de valoración de riesgo VRAEM y de acuerdo a los resultados se efectúa un tratamiento personalizado para determinar si uno de los 24 factores de riesgo de la ficha responde a su inasistencia o se trata de una situación que puede ser corregida rápidamente.

“Eso es lo que se va a determinar para informar ante el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana para tomar una decisión”, afirmó.

Para el éxito de este plan se requiere una articulación e intervención multisectorial de gobierno local, policía nacional, comunidad organizada y los sectores que tienen programas contra los factores de riesgo de incidencia o de ingreso a la violencia o la criminalidad.

Algunos motivos de deserción escolar podrían ser las bajas notas, violencia doméstica por hogares disfuncionales o embarazo precoz, entre otros.

Hay casos exitosos de menores sensibilizados que están regresando a las aulas. A ellos se les hace un reforzamiento de conocimientos. “El solo hecho de llegar a su casa y hablar con ellos generó buenos resultados” dijo Gentille.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com