Trabajar para servir

Por: Katty Martinez Rodas

He trabajado en el sector público por algunos años y aprendí mucho, sobre todo lo que no se debe hacer. Siempre reniego de que quizás lo peor que le pasa a las instituciones estatales es tener trabajadores nombrados, esos que ni viento ni mareo saca, menos el partido político de turno, y como ya están cómodos y seguros en sus puestos,  ya no se esfuerzan, van al trabajo a cumplir sus horas mientras ojean una revista deportiva o se hacen la manicure. No son todos, hay excelentes excepciones, pero son lunares.

Aprendí que tener un puesto de confianza y varios grados académicos no te hacen buen líder, menos si llegas ahí porque sabes aplaudir sin criticar a tus superiores, pero denigras y amenazas a tus trabajadores a puertas cerradas. He vivido de primera manos las incoherencias de laborar en el sector trabajo sin tener un contrato, sin pago, “para apoyar”,  solo con la esperanza de que en el algún momento se abriera una plaza que sería indudablemente direccionada. O trabajar en educación y que la educación del representante del sector no se note cuando se dirige a sus colaboradores.

Muchas de las convocatorias, en especial las CAS, son hechas a medida, antes de que salga en el portal institucional ya el puesto tiene nombre y apellido, y quizás hasta estuvo “ayudando” uno o un par de meses antes,  o talvez llega por la recomendación de algún apellido rimbombante. Lo peor es cuando alguien preparado, con méritos propios llega a la entrevista y es desechado por estar sobre cualificado para el puesto.

No todo es malo, la labor de un servidor público es noble, a veces se trabaja en condiciones muy limitadas y aun así se puede lograr buenos indicadores,  aunque sea envilecida por unos cuantos, hay personas que sí tienen un compromiso con su trabajo y con la comunidad a la cual sirve. Esa debe ser la premisa de todo trabajador público (ya sea CAS, Locador o Nombrado) servir a la ciudadanía y defender sus intereses, no al revés como vemos ahora que se sirven de la ciudadanía para velar por intereses personales o partidarios.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com