Vindicar la menstruación

Por: Katty Martinez Rodas

Hace un par de años viajaba en un taxi con varias compañeras, al bajar me di cuenta que había manchado el asiento con sangre, el conductor me gritó “cochina”, le pedí disculpas porque obviamente no había sido intencional,  pero él seguía gritando por toda la calle que las chicas de bien no andaban por ahí manchando. A pesar de que le dije que lo limpiaría y secaría, que lamentaba el hecho, él seguía gritando. Felizmente, estaba rodeada de varias mujeres, una incluso me quitó el trapo con el que estaba limpiando y se puso a hacerlo ella misma, mientras las otras me pedían que me calme porque empecé a llorar de vergüenza y me sentí humillada por todo el espectáculo.

Hablar de la menstruación, para algunos, es un tema aún que solo debe ser hablado en susurros, piensan que la sangre es pecaminosa y ofensiva, o como lo dijo ese señor, es “cochino”. Algo tan natural como el ciclo menstrual, aún es tabú. En la tienda la señora que me conoce de toda la vida prefiere darme las toallas higiénicas en una bolsa negra “para que no se note”, y si está el señor, llama a su esposa para que me atienda.  Incluso hay spots publicitarios en donde el flujo es azul, como si fuera orina de pitufina, y no el recubrimiento del útero que al no ser fecundado, es desechado por nuestro cuerpo.

Hay muchos que piensan que es una enfermedad, o imaginan que no razonamos durante el periodo menstrual, pues nos pone más “sensibles”. Lo cierto es que no todos los cuerpos son iguales, ni sus necesidades las mismas. Lo que sí sabemos es que es algo natural, un proceso cíclico que las mujeres experimentamos y los hombres no deben juzgar, mucho menos tratar de hacer mofa o humillar al respecto.

¿Por qué escribir sobre esto teniendo tantos problemas sociales? Sí, hay muchos temas importantes; sí, ya vamos 100 feminicidios; sí, aún queda mucho por hacer, y justo por eso debemos empezar a sacar de las sombras y el anonimato nuestra naturaleza, nuestros ciclos, nuestros cuerpos, darles la importancia y respeto debido, la vindicación de los derechos también pasa por el reconocimiento de nuestros cuerpos, visibilizar temas tan ordinarios como vitales.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com